¿Docente o payaso?

Debo decir que estoy de acuerdo con Mitra en cuanto a su investigación. Las personas que quieren aprender algo, lo hacen con, sin y a pesar del maestro.

Mi punto es que, ¿cuánto tiempo invertimos en preparar nuestras clases y material que creemos apropiados para determinado grupo, para que a la hora de llevarlo a cabo, a los alumnos no les interesa?

Personalmente siento que nos estamos enfrentando a una nueva generación de alumnos que no tienen muy claro hacia donde se dirigen. Sin embargo, todo les aburre. La materia que imparto (inglés), es obligatoria y sólo un 20% de los alumnos está genuinamente interesado en aprender. El resto, siente que “el inglés les quita tiempo para llevar otras materias”. Al enfrentar éste reto, he cambiado mi estilo de enseñanza a uno más interactivo en el que los alumnos se sientan parte y responsables de SU aprendizaje. Debo confesar, que no me ha funcionado de la manera que esperaba. Ellos no quieren “perder el tiempo” en hacer tareas de mi materia. No investigan, no tratan de averiguar ‘más allá’ de lo que vemos en clase. Sería excelente que tuvieran la inquietud por aprender por ellos mismos, pero parece que, a diferencia de generaciones anteriores, todo lo quieren, como vulgarmente se dice, “masticado y en la boca”. La Ley del Menor Esfuerzo, es la que rige. En base a lo antes mencionado, me pregunto ¿será que mi trayectoria y años de experiencia ya no son relevantes para las nuevas generaciones? ¿Qué va a ser necesario hacer para poder captar el interés de los chicos? ¿Habremos de hacer caso omiso a las guía y el programa que tenemos para poder darles clases “divertidas”? ¿Debemos convertirnos en ‘entretenedores’ en lugar de seguir con nuestra labor docente de enseñar?

Yo quisiera tener alumnos curiosos, interesados, sedientos y hambrientos de conocimiento, como los que menciona Mitra en su investigación.

Esta entrada fue publicada en Aprender en red y en la red, Nuevo paradigma de la educación. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Docente o payaso?

  1. msalinas dijo:

    Creo que no saber hacia donde te diriges como estudiante, tiene que ver un poco con la etapa de la vida, más que con la generación ¿no crees?, yo tampoco lo tenía claro cuando estaba estudiando la preparatoria o la universidad :S
    Pero es una realidad que cuando una materia no tiene prioridad alta en los estudiantes, el profesor tiene que hacer “circo, maroma y teatro” para captar su atención. Espero que al transitar esta ruta, encuentres herramientas para tratar con este asunto a través de otras formas de interacción con ellos.

    • Angie dijo:

      Gracias, Maru. Yo también lo espero!
      Pero en parte no estoy muy de acuerdo con que es la ‘etapa’ más que la ‘generación’. Lo digo porque ya tengo más de diez años de docente a ‘esta etapa’ de muchachos, y recientemente me he enfrentado a todo lo que demandan y lo poco que están dispuestos a dar.
      En verdad espero que con la ayuda de tod@s, pueda llegar a comprender a ésta generación y poderles ser útil en su proceso de aprendizaje.
      Gracias!
      Saludos,
      Angie

  2. Sonia González dijo:

    Angie:
    No solo es la materia de Inglés, creo que es general. En este semestre tengo la oportunidad de tener 2 grupos uno de alumnos de 1° semestre la mayoría de la carrera de MKT, la materia que imparto es Mercadotecnia Integral, y el otro grupo es mixto, tanto de carreras como de semestre, considerando un promedio de 3er semestre. Curiosamente los más interesados, cumplidos y con inquietudes por saber son los de primer semestre.
    Ellos vienen aun con esa inquietud y novedad por aprender, el gusto por ingresar a la Universidad.
    Creo que es importante mantener la motivación y el deseo por adquirir nuevos conocimientos, hacerles ver el aprendizaje como algo divertido y no necesariamente divertirlos a ellos.
    Yo incluyo actividades de aprendizaje colaborativo, que los involucra a todos y sí en ocasiones y a manera de introducción a algún tema, incluyo juegos, dinámicas, etc.
    Creo que en estos tiempos hay muchos distractores y las nuevas generaciones se están acostumbrando al menor esfuerzo y que todo se resuelva rápido.
    Como educadores tenemos un gran reto. Yo también me he sentido frustrada en ocasiones por todo el esfuerzo de preparar una clase y la poca respuesta de los alumnos.
    Pero no debemos bajar la guardia, mejor utilizar elementos alternos.
    Saludos
    Sonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *