Cambiando el “chip”: AIDA

Estos elementos de los que habla Stephen Downes me parecen todo un reto. ¿Cómo enseñar a los estudiantes a ser “autónomos”? cuando el modelo educativo ha sido por mucho tiempo demasiado directivo, cuando el aprendizaje se ha centrado en el papel del docente y aún nos cuesta “pasarle la estafeta” al estudiante en su aprendizaje, implica cambiar los propios paradigmas respecto de lo que es ser docente y aprender a orientar al estudiante a descubrir sus propios recursos en la construcción del conocimiento, estar un “poco más quietos” para que ellos pregunten, busquen orientación, materiales e investiguen por su cuenta, cuesta trabajo. A mí me ha costado trabajo dejar de decirles “lo que tienen que hacer para aprender es esto…” para dejarlos preguntar, para animarlos a ser creativos, porque ellos también han estado acostumbrados a que todo se les dé “peladito y en la boca” como decía Montse en su comentario, no es sencillo soltar un poco el control del aprendizaje para dárselos a ellos. Y ya solo con este elemento tengo harta tarea!

Me parece que la autonomía es la base de todos los demás elementos. Me ha pasado en estas dos modalidades: en el aula para dejar que ellos propongan, investiguen y discutan, lo que, confieso, en un principio ni yo sabía cómo hacer esto y la clase se tornaba un desorden, entonces tuve que pensarle bien, ¿cómo los hago participar?, ¿qué información pueden ellos investigar sin que yo se las de?, ¿y si los pongo a representar sus hallazgos? Esto fue una sorpresa porque ¡fueron creativos! Unos hicieron video, otros una pequeña obra teatral, otros una línea de tiempo, otros unas fotos y otros se quedaron en la típica presentación de Power Point y, la verdad no sabía si estaban aprendiendo algo o eso se había convertido en una “ruidosa guardería”, pero este primer intento, me movió a mí de mi lugar, es decir, dejé de ser el centro del aprendizaje y, segundo, aunque si hubo desorden, ellos “cacharon la bola que les lancé” e intentaron representar lo aprendido. Me arriesgué y hubo de todo tipo de opiniones en la evaluación, pero sigo afinando esto porque vi que fue significativo para ellos y participaron más. Hoy en la asignatura de Estudios de Género y Prácticas Sexuales, esa fue la clase en la que en un inicio me sentí muy frustrada por su dispersión y se los confesé, ahora es mi “clase ruidosa”, ellos opinan, discuten, investigan en internet, hacen representaciones en la clase y les propongo actividades extra escolares (conferencias, y otros eventos públicos) y ellos participan y traen sus opiniones.

Y en la modalidad en línea aún sigo aprendiendo lo que implica, ¡es un trabajal! Esto si requiere de todo el AIDA, y en esto me siento como “malabarista” que no se me caiga la pelotita de la autonomía,  la de la diversidad, la apertura o la interactividad, ¡es todo un entrenamiento intensivo! Me ha implicado más que en la modalidad presencial, hay que estar al pendiente de sus interacciones, de su manejo de herramientas en línea (Diigo, blog, Moodle, etc) y de sus productos de una manera más cercana y personalizada, por un lado, a ratos resulta frustrante también que dejen las tareas para el último momento, total “¿qué no es en línea y lo puedo hacer cuando quiera?” y me parece que la pretendida autonomía se convierte en desorganización del alumno, no sé bien en qué, pero esto me está costando más trabajo. Estoy aprendiendo mucho, eso sí, desde cómo diseñar el curso, su estructura, los objetivos de cada módulo y las actividades a realizar, sus vínculos en línea, el uso de otras herramientas en línea que yo tampoco conocía hasta que no realicé mi Entorno Personal de Aprendizaje (Ruta 1 del CAR) así como otro modo de comunicación e interacción con los estudiantes, pero en el proceso con ellos, aún estamos ambos en transición, intentando cambiar el “chip”…

Gabriela Castro

Esta entrada fue publicada en AIDA, El rol del moderador. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cambiando el “chip”: AIDA

  1. msalinas dijo:

    ¿Muchas gracias por compartir Gaby!

    Retomas algo muy interesante, muchos de los estudiantes que se inscriben en cursos a distancia, lo hacen por su falta de disponibilidad de tiempo. En este sentido es un reto ya que si no tienen habilidades autogestivas acaban “tronando” y de ahí los altos niveles de deserción que hay en este tipo de cursos ¿cómo has trabajado esta parte?

    Las preguntas que te planteaste ¿cómo los hago participar?, ¿qué información pueden ellos investigar sin que yo se las de?, ¿y si los pongo a representar sus hallazgos?, son claves para pensar en términos de autonomía, ¿cómo incluyes la interacción, la apertura o la diversidad?

    • gcastros dijo:

      Hola! Pues me ha costado trabajo incluir la interacción por la cuestión de la falta de sincronía y porque cada alumno hace las tareas cuando va pudiendo, ha habido poco intercambio entre ellos. Al inicio les puse una actividad de compartir una liga en Diigo de algún documento interesante sobre el tema, pero no respondieron mucho a los comentarios entre ellos. Con esto iría enlazando la apertura al uso de diversos medios en la red, pero fue difícil, algunos alumnos apenas manejan el moodle, se quejaron de las nuevas herramientas, aunque luego reconocieron que aprendieron. Por ello creo que esto es un trabajo de “hormiga” poco a poco, no se dan todos los elementos al mismo tiempo, uno se enlaza con el otro cuando hay, como engranaje, movimiento en alguno de ellos.
      En este sentido, esperaba mayor respuesta de interacción porque los alumnos son de diferentes carreras y se podían compartir desde la diversidad de visiones sobre el tema, algo bastante rico, continúo pensando como hacer para que esta interacción tenga un compartir rico y diverso.

  2. teresavi dijo:

    Pensar diferente

    Empezando por esta parte “pensar diferente” y tomar mi postura actual como profesor, me hago las mismas preguntas que Gaby, ya que el alumno también debería de tomar una postura diferente ante este tipo de procesos virtuales, si no existe sincronía en ambas partes, creo, no lo se, es complejo que se de el producto esperado. Si bien los chicos están cada día mas inmersos en la tecnología, esto no quiere decir que la utilicen de forma adecuada o lo mas adecuado posible para el aprendizaje. Esto de sentirme en un circo de varias pistas y escucharlo de otros me ayuda y reta a encontrar la forma de como poder hacer que los procesos fluyan hacia el proceso virtual, cuando mi clase es de muchos procesos administrativos con números para lograr un resultado. Gracias por compartir y por permitir fluir las ideas y el sentir de mucho de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *