Cambiando los paradigmas

Observando el video de Sugata Mitra y analizando lo mostrado en el mismo me llama la atención la forma en la que éste logra a través de su experimentación que los niños aprendan sin tener el mínimo conocimiento al respecto de las computadoras, el idioma y los temas que se presentaron, esto me hace reflexionar al respecto y me deja claro que el potencial de aprendizaje de los niños es impresionante, pero que de una manera u otra no tenían condicionantes de la forma o manera de aprender, solo su gran curiosidad por ver y analizar todos los elementos puestos a su alcance, además de un factor muy importante, los niños no tenían de forma alguna “contaminadas” sus mentes con respecto al como tenían o debía de aprender, su libertad fue absoluta y unos aprendieron más rápido que otros, en algunos caso los mismos niños más adelantados enseñaron a otros la manera de interactuar con las computadores, y nos resalta el hecho de que el aprendizaje emerge sin necesidades creadas, pero esto me hace pensar en que nuestros estudiantes no son niños, ni tienen la curiosidad de los mismos, dado que vienen del sistema educativo en el cual nadie en forma general les ha enseñado a pensar y de una forma u otra se les ha coartado esa libertad de la cual gozan los niños, esto aunado a lo que menciona Sofía en sus comentarios que se necesita que los alumnos tengan el interés de aprender que es una de las cosas más importantes en el proceso, además de ayudarles a desarrollar habilidades de autogestión, que me transporta a la analogía del ave que toda una vida la pasa en una jaula y que años después queremos que vuelva a su hábitat y no sabe cómo hacerlo.

Una cosa importante también a considerar es la menciona Tomasena en su escrito al respecto y que dice que los maestros no somos gurús sabelotodo que deberíamos de resolver todas la dudas, y que al menos en lo personal me cuesta un poco de trabajo el dejar el papel del profesor presencial al de guía, instructor o facilitador como también lo menciona Tomasena, debemos de ver la forma en la que los alumnos se cambien el “chip” y que aprendan a pensar y reflexionar de una manera significativa y que dejen de lado el aprendizaje a través de la memorización, dado que en la vida real lo que tienen que realizar siempre es la toma de decisiones en función de las circunstancias que se presenten en un momento dado y que no va a tener nada que ver con la “receta” de lo aprendido en alguna clase, sino en la reflexión y aplicación de los conceptos.

Estoy convencido que las herramientas en la red serán los medios óptimos que podemos utilizar para desarrollar las habilidades que los alumnos necesitan para desenvolverse en este mundo cada día más complejo y que sean los creadores de su propio aprendizaje al ritmo que ellos determinen y que la creatividad escondida en sus mentes aflore y haga que el proceso de aprendizaje sea tal cual lo dice el MEI, significativo, reflexivo, situado, en acción, colaborativo y transferible, en este último estaría representada la transferencia de conocimiento de una manera natural y éste se enriquece con cada aplicación que los alumnos hagan del mismo.

En lo personal tengo que trabajar arduamente para lograr romper los paradigmas que tengo, dejar la clase presencial y saltar literalmente a las clases virtuales y lograr realmente ser un facilitador del aprendizaje y que el alumno sea el creador de su propio aprendizaje, debo de trabajar en buscar las formas en las que pueda interactuar para que las materias que imparto realmente sean “atractivas” a los estudiantes y les nazca de manera natural el deseo de aprender, en este caso a través de las modalidades alternativas.

Debemos de darles retos interesantes a los alumnos para que logren realmente trabajar en equipo y compartir lo que vayan aprendiendo con el resto de los compañeros, para ello debemos de “soltar el cetro de poder” y control que estamos acostumbrados a tener y pasar ese cetro a los alumnos, que además yendo un poco más allá del simple hecho de aprendizaje a que sean los propios alumnos los que se puedan autoevaluar y coevaluar además de la heteroevaluación realizada por nosotros, de manera tal que les permita ser parte no solo de su formación, sino también el ir viendo el como el aprendizaje se va realizando y los logros que se vayan obteniendo y del cual todos somos parte.

Para terminar quiero mencionar que formo parte de una visión y que como dice un proverbio japonés, “Cuando uno sabe dónde va, nada puede interponerse entre su visión y su acción”.

Esta entrada fue publicada en Aprender en red y en la red, Nuevo paradigma de la educación. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cambiando los paradigmas

  1. Sofia dijo:

    Juan Manuel, concuerdo con lo que mencionas, no es fácil transitar del rol de docente tradicional a facilitador, pues implica tolerancia, tiempo y apertura a las nuevas formas de hacer las cosas.

    • JMGODCO dijo:

      Gracias por tus comentarios Sofia, estamos en el camino y lo importante que vamos por el camino correcto y debemos de llegar
      Saludos
      Juan Manuel

  2. tmejiar dijo:

    Hola, me atrevería a incluir “soltar o ceder el control”, que finalmente en las áreas administrativas nos preparan para ello.

    Saludos!!!

  3. mariaorozco dijo:

    Juan Manuel:
    yo considero que también como docentes en la modalidad presencial, “soltamos el cetro del poder”. Desde lo presencial también podemos/debemos buscar que los alumnos sean autogestivos.
    Uno de los retos señalados desde la UNESCO es que logremos que los alumnos aprendan a aprender: eso implica que no necesiten de los docentes…no porque vayamos a desaparecer, pero si para el aprendizaje a lo largo de la vida.
    Lupita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *