El cambio inicia con nosotros

Creo que el temor al cambio está en uno mismo. Yo vengo de una educación completamente tradicional: Pizarrón verde, gis blanco y papel y pluma para anotar todo lo que el profesor iba escribiendo en el pizarrón o dictaba de su cuaderno de notas.
Como maestro, me ha tocado ir evolucionando y adaptándome a nuevas tecnologías. Pizarrón blanco, hojas de rotafolio, acetatos, primero en blanco y negro y luego a color, computadora, internet y ahora aprendizaje en línea.
Hay que romper paradigmas, hay que soltar, perder el miedo.
El video de Mitra no deja de sorprenderme, el gusto por aprender y descubrir cosas nuevas está en uno, solo se requiere de un motivador. Sugata Mitra lo planteaba como: Internet + colaboración + estímulo.
El papel del profesor debe de ser de facilitador, debe de diseñar, organizar y presentar escenarios motivadores y actividades propicias para el aprendizaje de los alumnos.
El alumno es el actor principal en este proceso.
El autoaprendizaje requiere de supervisión, un guía que oriente, no necesariamente que “enseñe”, pero sí que guíe.
Todo un reto la nueva educación
Sonia

Esta entrada fue publicada en Aprender en red y en la red, Nuevo paradigma de la educación. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El cambio inicia con nosotros

  1. mariaorozco dijo:

    Sonia:
    Estoy totalmente de acuerdo en que el cambio comienza por nosotros.
    Los alumnos son jóvenes y no tienen aun miedo a cambiar. Aprender facilmente todo lo nuevo en tecnologías experimentando y sin temor a que se descomponga.
    Yo soy migrante tecnológica…aun me asustan los cambios en los sistemas operativos, las actualizaciones de office, el usar un nuevo teléfono que no sea el mio al que le saco un 20% de provecho, etc.
    Es un reto bueno esta ruta de formación…vamos a cambiar…
    Lupita

    • Sonia González dijo:

      Así es Lupita y como te decía en otro espacio, el hecho de que estemos en esta ruta, ya es un cambio!!!
      Ya dimos un salto, ya perdimos un poquito de miedo.
      Saludos
      Sonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *