Rol del tutor

Después de leer el documento “Los tutores en la educación a distancia. Un aporte teórico” de Claudia Marisa Pagano (2007), veo cómo el tutor en línea tiene señaladas otras funciones que el docente en el aula presencial…aunque pensándolo bien, considero que el maestro presencial también realiza muchas de esas funciones, pero por hacerlo de forma natural y por las necesidades que se van detectando, no había visualizado las separaciones tan puntuales de las funciones que presenta Pagano.

Lo que veo de diferente, es el desarrollar esa habilidad para detectar en lo virtual, las dificultades de los alumnos, que puedan ser técnicas, de aprendizaje o anímicas. Por lo que supongo que la interacción permanente es el medio de lograrlo.

Lupita

Esta entrada fue publicada en El rol del moderador, Funciones del tutor. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Rol del tutor

  1. Ninfa Pérez dijo:

    Hola estimada Lupita, coincido contigo, lo que cambia en lo presencial y virtual en cuanto a “ir tanteando a los estudiantes” sus retos, dificultades, atores y también logros, son los medios de comunicación e interacción, uno va logrando con el tiempo un cierto “radar emocional” basado en la propia intuición y en la misma experiencia que vas teniendo con ellos… en realidad es toda una aventura verdad? y un reto!!

    Muchos saludos,
    Ninfa

  2. Sonia González dijo:

    Lupita,

    Yo creo que el tutor o docente virtual tiene un trabajo mucho más complejo, que de manera presencial y no solo porque estas se van dando de manera natural, como comentas, sino porque debe de tener presente muchas características y funciones.

    A partir de las 3 dimensiones: didáctico, técnico y psicoafectivo se desprenden muchas habilidades y conocimientos que debemos dominar si queremos ser tutores virtuales.

    Algo que me cuesta trabajo, es esa tradición pedagógica presencial que como docente tengo por muchos años.

    Saludos

    Sonia

    • mariaorozco dijo:

      Muchas gracias Sonia:
      si requiere que nos movamos de rutinas mas o menos dominadas como presenciales a nuevas formas de ser mediadores para el aprendizaje…
      un reto grande, que a ratos me apanica, pero creo que puede salir adelante.
      Lupita

  3. tmejiar dijo:

    Hola Lupita, al leerte caigo en cuenta que precisamente el acompañamiento es lo que a lo largo de la ruta me preocupaba y porqué no decirlo me preocupa. Cuando el curso es presencial tenemos la oportunidad de percibir de manera directa “el estado” de los alumnos, su lenguaje corporal, el que estén cerca y nos expresen sus dudas, preocupaciones, molestias, alegrías, en fin, en cambio en un curso virtual tenemos que desarrollar habilidades que nos permitan descubrir lo que “no vemos”.

    Gracias por ayudarme a describir uno de mis miedos.

    Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *