En un curso virtual hay realmente una Rutina de trabajo?

l_096

Después de revisar la información y retomando también lo de semanas anteriores me surgió la pregunta de si ¿Se crea una rutina de trabajo en un curso virtual? Me hace reflexionar sobre como  los seres humanos somos seres rutinarios, creamos nuestras áreas de confort a base precisamente de rutinas, pero con la autonomía me parece que es una recurso que viene a romper con las mismas, entonces, ¿se crean o no rutinas?

En un curso virtual, creo que parte de mi actividad será similar a un curso presencial, en lo relacionado con la planeación, es decir, debo planear y ejecutar las acciones que me permitan tener el curso  completamente formado antes del inicio del nuevo ciclo escolar, en esto no hay cambios, lo que me sigue preocupando es lo relacionado con el acompañamiento, trataré de explicarme.  Si bien tendrán las instrucciones, el contenido temático, las actividades, exámenes, herramientas, etc., por supuesto que los alumnos podrán comunicarse con el tutor para resolver dudas, hacer comentarios; se colocarán foros y espacios en algún blog de la materia para que se interactúe, debo pensar en crear “cercanía”, “confianza” para que dentro de lo posible se genere una sinergia grupal que permita el trabajo colaborativo y se potencialice el conocimiento aunado al establecimiento de redes intra y extra clase. Dos herramientas que considero también usar es el uso de grupos cerrados en FB y grupos en WhatsApp.

Para tratar de evitar el que los alumnos no entreguen tareas o avances del proyecto final a destiempo, pensé en incluir podcast  o podría ser quizás un voki, que les ayude a recordar fechas de las entregas. También me ha funcionado para mis cursos presenciales un calendario con el señalamiento de las fechas y los temas a entregar de todo el semestre.

Pero (aquí está el pero), ¿hasta que punto debo dejarlos que ellos trabajen a su ritmo, ejerciendo su autonomía? Por un lado pienso que a nivel universitario los alumnos deben de tomar sus decisiones y, presencial o virtual, tomar responsabilidad de ellas; por el otro, también pienso que algunos alumnos al ser posiblemente una de sus primeras experiencias en el estudio virtual requieran de apoyo mientras diseñan su rutina de trabajo.

Y ahora veo que, acabo de responder a la pregunta con la que inicié ésta participación… ¡Sí, en un curso virtual sí se crea una rutina de trabajo!

 Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Esta entrada fue publicada en El rol del moderador, Rutina de trabajo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En un curso virtual hay realmente una Rutina de trabajo?

  1. Sonia González dijo:

    Hola Tere:

    Coincido contigo en muchos puntos. La rutina o plan a seguir de un curso virtual es difícil predecir, sobre todo en ajustar horarios y tiempos.

    Como mencionas, lo más importante es que el curso este completo antes del inicio del semestre, al igual que un presencial, con todas las actividades, tareas, fechas, instrucciones, ponderaciones, bibliografía, etc.

    Y que al igual que un presencial tendrás que revisar trabajos, dar retroalimentación y resolver dudas a los alumnos.

    Creo que la parte de “acompañamiento” que mencionas es lo que lo hace diferente, es en donde hay que estar más cerca de ellos, motivarlos, ayudarlos, guiarlos de una manera más personalizada, empática y afectiva.

    Yo también utilizo un calendario cronograma de actividades detallado que ayuda a recordar fechas, no suelo hacerlo en el salón “un día antes”, ellos deben ser responsables de sus actividades.

    La autonomía, considero debe ser que trabajen en su tiempo, espacio y horario, pero no significa que deban subir las tareas cuando ellos quieran, solo porque así lo decidieron.

    ¿Será que aun no tenemos experiencia como tutoras de un curso virtual?

    Saludos

    Sonia

  2. msalinas dijo:

    Claro que hay muchas semejanzas del seguimiento entre un curso presencial y uno virtual, lo interesante son las diferencias sutiles y no tan sutiles, por ejemplo, al tener autonomía en los tiempos (no solo en las entregas, sino en momentos de revisión de materiales etcétera), el seguimiento se hace mucho más continuo.
    Algunos profesores con poca experiencia en cursos virtuales han comentado que sienten que deben estar pegados a la computadora o al celular todo el tiempo para que la resolución de dudas sea oportuna, de ahí la importancia de crear rutinas de seguimiento y que los estudiantes estén enterados de ellas, que opinan de este recurso que otros profesores han utilizado para organizarse, esperamos sus comentarios 🙂
    Maru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *